Papa Hasselback

Es asi de simple...

Una buenísima opción para comer papas como guarnición y de una manera novedosa y muy rica

- 1 papa por persona.

- 1 cda de manteca por papa.

- 1 cda de pan rallado por papa.

- 1 cda de queso rallado por papa.

- Cebolla de verdeo o perejil para espolvorear cada papa.

- Sal.

- Pimienta.

PASO 1

- Pelarlas papas y mantenerlas en agua mientras pelan las otras

PASO 2

- Traspasar un palito de brochette a lo largo de la papa y cerca de un borde.

PASO 3

- Apoyar la papa con el palito abajo. Cortarla en láminas. Ese palito va a servir como guía para no cortar la papa por completo.

PASO 4

- Sacar el palito. Volver a poner en el agua mientras hacen las otras papas para que no se oxiden.

- Cuando están listas todas las papas, escurrir y acomodar en una fuente de horno.

- Pincelar con la mitad de la manteca manteca derretida y salpimentar.

- Llevar a horno medio/fuerte (200) durante media hora aproximadamente. Hasta qué la papa este tierna pero que no se desarme.

- Sacar la fuente con las papas y subir la temperatura del horno para gratinar.

- Pincelar con manteca una vez más. Ponerle a cada una un puñadito de pan rallado, queso rallado y más sal y pimienta.

- Volver al horno hasta dorar.

PASO 5

- Servir con un poco de ciboulette o perejil por arriba